volver a casa

 

Con todo lo que ha caído, apenas logro recordar qué fueron de aquellas ganas que tenía por publicar y comerme el año como si fuera una tabla de quesos. No sé qué ha pasado. Bueno, sí. De repente, la energía que me impulsaba se desinfló como un neumático en mitad del camino. Por ahí me quedé con la rueda pinchada y sin ganas de seguir conduciendo. En ese momento, el paisaje, tan desolador como extraño y vacío me parecía de lo más fascinante. No hay nada como el silencio para conocer tu propio entorno.

Sin embargo, confieso que me faltó bien poco para apagar la luz y cerrar la puerta al salir.

Me he tomado una pausa. Una buena pausa. Para los que me conocen bien, esto es algo que sucede con frecuencia. ¿Es malo? No. No todo tiene que ser negativo. No obstante, tampoco he permanecido de brazos cruzados porque no he parado de hacer cosas. Cuando se lo comentaba a mis amigos terminé sorprendiéndome a mí mismo. ¡Eso sí que es raro! Lo fácil es ver las cosas malas. Esas malas costumbres que nutrimos sin darnos cuenta son lo peor y no debería ser así. Estos meses me han servido para recapacitar y sobre todo, para pensar porqué quiero seguir adelante.

Como decía, he estado a punto de cerrar este proyecto en el que llevo trabajando 9 años. Nueve años se dice rápido, ¿eh?

Haciendo un breve repaso me di cuenta de que pretendía hacer tantas cosas que ya no sabía lo que estaba haciendo, por lo que decidí, tras una intensa charla con mis queridos saboteadores internos, que debía volver a mis inicios para disfrutar de aquello que me llevó a crear este blog. Dicho de otro modo, volver a ser yo mismo y pasar de aquellas cosas que se suponen que uno tiene que hacer para llegar lejos. A veces es mejor volver a casa antes que refugiarse en una cabaña perdida en Nepal.

Mira, no soy de los que sueñan con presentar una novela en la terraza del Empire State Building. Prefiero hacerlo en un bar, con poca gente y sentirme acogido. Mis pretensiones son distintas, quizá más humildes aunque este suene contradictorio o qué sé yo como le sonará a la gente. Que yo soy de los que gozan más de una cerveza y una tortilla de patatas con cebolla que de una mariscada. Toma nota de esto por si algún día quedamos en persona 😛

Hay cierto escritor por ahí que publica cada pocos meses y ya tiene una buena colección de títulos. Se ve que lo disfruta, y yo quiero hacer lo mismo que él: quiero dedicarme a escribir y publicar cuando llegue el momento. No estoy dejando de lado lo del marketing y todo eso, sino que para no llevarme mal, prefiero caminar al lado calladito y sin dejar de mirarlo de soslayo.

La vida son dos días, y uno lo pasamos durmiendo. Así que será mejor que lo aproveche y disfrute parte de ese otro día escribiendo. Un día me dijeron que en esta aventura es mejor llenar la mochila de buenos momentos que de tonterías y pérdidas de tiempo.

Así que aquí estoy, de nuevo en casa, y ya que estaba, me puse a limpiar y a cambiar las cortinas. ¡Parece nuevo blog y todo! 

¡Ah! Y hay 4 libros que ya puedes disfrutar por un módico precio. Ve a echarles un ojo 😛

¡Besos y abrazos!

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Responsable: David Cristo Orell (Autor) Finalidad: enviarte toda la información que considere interesante para ti, sin quemarte con publicidad a saco Consentimiento: dime que estás de acuerdo XD Destinatarios: Para gestionar el boletín mensual, los datos se envían a Mailchimp, una empresa de reconocida reputación, que cumple con todas y cada una de las políticas de protección de datos y seguridad vigentes. El suscriptor puede darse de baja de esa lista de correo en cualquier momento pinchando en el enlace que viene en el pie de cada correo. Si quieres conocer la política de protección de datos de Mailchimp, puedes consultarlas aquí. Al realizar comentarios en cualquiera de los formularios de la página web, los datos se envían a Hostalia. Puedes consultar la política de privacidad de Hostalia en este mismo enlace. Derechos: tienes pleno derecho en cualquier momento a solicitar el acceso a los datos personales, rectificación o eliminación, a solicitar la limitación de su tratamientos y a la portabilidad de datos desde nuestra BBDD, pidiéndomelo con un correo electrónico a la siguiente dirección: dorell82@gmail.com

Follow

Get the latest posts delivered to your mailbox:

A %d blogueros les gusta esto: