A Raúl le gustaba follar escuchando a Thalía. Nunca comprendí por qué le gustaba tanto, tampoco se lo pregunté. A fin de cuentas cada uno tiene sus gustos, ¿no? A mí me encantaba todo de él, a pesar de que cualquiera hubiera dicho que era un tío muy raro. Yo no creo que lo fuera, porque, como he dicho antes, cada uno tiene sus gustos, como eso que se dice sobre los colores.
Hablando de colores, ¿sabías que él tenía acromatopsia? Decía que veía la vida con un continuo toque artistico. Recuerdo que una vez me contó una historia sobre unas lentillas experimentales que le ayudaron a ver los colores. Por la sonrisa que dibujó entonces, interpreté que se estaba quedando conmigo. Así que nunca supe si aquello era verdadero o falso.

Lo que acojonaba de verdad era cuando se colocaba con un par de porros: se quedaba tan atontado que te seguía con la mirada al igual que un muñeco siniestro, sin parpadear, sin mover ni un músculo de la cara, sin hablar. Una vez, mientras follábamos, yo estaba sentado sobre él y Raúl me miraba así. ¡Me cortó el rollo! Por esa parte, entiendo que digan que era un tío muy raro. Eĺ último que me contó una historia similar fue un tipo llamado Gabriel que conocí en Grindr. Ese chico era muy afeminado, muy majo y adorable. No hicimos nada más que hablar abrazados en su sofá. No me apetecía nada más que eso. Al cabo de un rato, me dijo que se lo encontró en la puerta de su casa tras citarse con él y se le quedó ahí, estático, con esa mirada rara, sin pasar del felpudo “ready to play gay?”. Antes de irse le soltó algo así como que “ahora lo entendía menos que antes”. Gabriel cerró la puerta y se buscó a otro con quien pasar el rato.

Aquella noche, cuando volví a casa, encontré un correo de Raúl para decirme que me había bloqueado en Whatsapp y que no nos volveríamos a ver en vida. Esas últimas palabras ahora cobran otro sentido.

Así que no sé, supongo que tendré que admitir que Raúl era raro de cojones. Será mejor que hables con Gabriel, a ver qué te cuenta. Por cierto, el disco de Thalía que me prestó lo tiré a la basura. Yo soy más de Britney, ¿qué quieres que te diga?

2 thoughts on “Acromatópsico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: David Cristo Orell (Autor) Finalidad: enviarte toda la información que considere interesante para ti, sin quemarte con publicidad a saco Consentimiento: dime que estás de acuerdo XD Destinatarios: Para gestionar el boletín mensual, los datos se envían a Mailchimp, una empresa de reconocida reputación, que cumple con todas y cada una de las políticas de protección de datos y seguridad vigentes. El suscriptor puede darse de baja de esa lista de correo en cualquier momento pinchando en el enlace que viene en el pie de cada correo. Si quieres conocer la política de protección de datos de Mailchimp, puedes consultarlas aquí. Al realizar comentarios en cualquiera de los formularios de la página web, los datos se envían a Hostalia. Puedes consultar la política de privacidad de Hostalia en este mismo enlace. Derechos: tienes pleno derecho en cualquier momento a solicitar el acceso a los datos personales, rectificación o eliminación, a solicitar la limitación de su tratamientos y a la portabilidad de datos desde nuestra BBDD, pidiéndomelo con un correo electrónico a la siguiente dirección: dorell82@gmail.com

Follow

Get the latest posts delivered to your mailbox:

A %d blogueros les gusta esto: