café-escritores-sevilla

Para los escritores, lo de las redes sociales está genial, creo que nadie lo pone en duda, pero quedar con compañeros en persona no tiene ni punto de comparación.

Si hace unas semanas te comentaba que me alegraba mucho haber reunido a 22 autores para hablar sobre seudónimos en el blog, verme de pronto acompañado por algunos de ellos, fue un hecho impagable, o mejor dicho, todo un privilegio.

Lo de que me gusta viajar, irme a otra ciudad y contactar con esas personas con las que mantengo conversaciones más o menos asiduas en Twitter, Facebook o Instagram, para romper la barrera virtual y conocernos en persona, no es un misterio.

En más de una ocasión he dado testimonio de dichos encuentros con grandes personas y mejores escritores. Lo que me resulta muy curioso es que desde que vivo en Madrid, ese listado va aumentando vertiginosamente.

Me pregunto si algún día llegaré a conocer en persona a John Katzenbach, porque a Jack Kerouac, casi que lo tengo descartado en esta vida XD

Hace unos pocos días fui a Sevilla, no fue una visita prolongada sino breve, o fugaz, como dirían algunos. Por asuntos laborales, solo disponíamos de unas horas. El caso es que siempre merece la pena aprovechar las oportunidades y yo, si puedo, no tardo nada en preparar la maleta. Sobre todo si voy a conocer a escritores, ya que son grandes ocasiones para compartir impresiones, ideas, cotilleos y muchas risas. Por que conmigo, siempre pasa lo mismo 😛

Un café con escritores en Sevilla

Como decía al principio, desde que existen las redes sociales, la vida ha cambiado. Si bien es cierto que ahora estamos más conectados al mundo que antes y que nos ofrece la oportunidad de conocer a otras personas que, en otras circunstancias no conoceríamos, existe mucha gente reacia a quedar con alguien para eliminar esa barrera virtual y tomar un café o un refresco cara a cara. Cabe añadir que no conozco todavía a nadie que se niegue a romper el hielo con dos besos o un apretón de manos.

Me encanta ver a la gente, entablar una conversación con esas personas rodeando una mesa dentro de un bar o dando un paseo. Sin embargo, si son compañeros y escritores, me gusta mucho más. Y esa mañana se presentaron casi todos los que me habría gustado saludar, aunque hubo alguien que no pudo venir por motivos personales, sé que tendremos una nueva oportunidad.

Poco a poco fuimos ocupando las sillas, refugiándonos del frío y entrando en calor. Al principio temía que se interpusiera ese muro incómodo donde las palabras no fluyen, pero pronto me aclararon Alejandro de Valentín y Marimar ( #EstaNavidadRegalaAutoras) que ese muro está un poco lejos de allí y que cuando llega un escritor de Madrid a Sevilla, se convierte en un motivo de celebración. Después vino Juan Manuel Peñate con su mujer Mónica, que redondearon el grupo mejorándolo todavía más. Si María Cañal se hubiera presentado, habría puesto la guinda.

Durante las charlas, muy diversas y algunas cruzadas (Juan Manuel recordará el momento, sin duda XD), observé que se producían nuevos lazos e intercambios de Twitters y blogs. Lo cual  resultó todo un momentazo. Si al David adolescente de instituto le hubieran dicho que en el futuro sería el anfitrión de algunos encuentros entre escritores, no se lo habría creído.

Y ahí estaba yo, reuniendo a un grupo de personas que ahora considero mis amigos.

Entre tanta algarabía, pude tomar nota de algunas observaciones para este artículo/diario personal. Si bien lo pongo en el contexto de escritores, también se puede extrapolar a otros ámbitos, no sé, pediatras, por ejemplo.

Escritores sevilla
¡Momento selfie!

7 beneficios de quedar en persona:

Desvirtualizar:

Ponerle cara a ese desconocido que se esconde tras un avatar, a menos que sea extrovertido y publique sus fotos sin problemas.

Aunque yo soy partidario de poner cara en el perfil, comprendo que no todo el mundo es como yo y que, por circunstancias personales, estiman ocultar o protegerse tras una imagen ficticia.

Quedar con un amigo de Facebook, Twitter, Instagram, Blogs, o de la plataforma que sea, para tomarte un café, es una experiencia muy positiva. Ojo, que hay tantas probabilidades de que la quedada sea un completo fracaso. ¡Todo depende!

Romper la barrera virtual solidifica los vínculos.

Derribar primeras impresiones:

Lo de las primeras impresiones es una discusión que no tiene fin, porque lo que uno cree proyectar es muy posible que el otro lo interprete de un modo muy distinto. Me sucedió no hace mucho con otro compañero que no voy a mencionar pero que, tras varios DM’s las derribamos. Las primeras impresiones solo sirven para desmontarlas y crear otras mejores. El tono de voz y la expresión corporal, pueden jugar a nuestro favor. En las redes, se puede interpretar de mil formas.

Claro que, a veces, ni siquiera existen y nos llevamos muy gratas sorpresas 😀

Mirar de verdad a la persona:

Mientras escribimos nuestras novelas, revisamos las de otros escritores, trabajamos en nuestros blogs y realizamos todas esas tareas cotidianas, conversamos a menudo con otras personas mediante whatsapp, facebook, twitter, etc. Nunca nos miramos a los ojos. Facetime, Skype, hangouts son otras vías de comunicación que nos facilitan la visualización. Pero llegar a la cafetería, saludar a esa persona y mirarle directamente a los ojos o fundirte en un abrazo, es otra historia. Y ya que hablamos de abrazos, ¿qué se siente cuando besas, abrazas o sientes a esa persona con la que tantas veces has hablado?

Prevenir futuros conflictos:

¿Qué te voy a decir a estas alturas que no sepas? Tenemos que evitar los conflictos innecesarios. A menudo me comentan que en persona soy muy distinto a mi proyección en las redes sociales. No solo me sucede a mí, sino a muchísima gente. Dicha expresividad, por muchos emojis y caritas sonrientes que pongas, suele producir fricción, y de ahí a los conflictos no queda mucho. Recuerda que hay una fina capa entre ser gracioso y ser un capullo.

Insisto, y lo digo por experiencia propia: búscate un día con esas personas para tomar algo. Verás qué diferente es el mundo.

Romper la zona de confort:

Métele una patada en el culo a tus rutinas y vete a cazar momentos. Momentos de risas, momentos de abrazos, momentos de intercambio de ideas o momentos de crear proyectos conjuntos.

Cuando leí la antología PetaZ, coordinada por Víctor Blázquez, en el prólogo comentaba que esa idea nació en el Celsius, de 2012 en Avilés. Allí coincidieron un grupo de escritores y afirma que, tras una conversación regada con agua embotellada, se les ocurrió la idea de la antología de mezclar dibujos animados con zombis. ¡Eso es genial! Y quien sabe si se te podría ocurrir una ideaza tan buena como esa con tus colegas de Twitter.

¿Lo ves? Eso es capturar un momento que no olvidarás en tu vida. Apuesto a que tienes muchos y que lo haces a menudo.

Hacer Networking:

Esta palabra que está tan de moda no es otra cosa que una gran verdad. Más allá del anglicismo, Networking es una filosofía que consiste en crear una red de contactos para aunar ideas, aprender unos de otros, colaborar y, por supuesto, desarrollar nuevos proyectos, lo que nos lleva al punto anterior.

Y eso fue lo que sucedió aquel día con Marimar, Alejando, Juan Manuel y Mónica. Todos ellos son autores que se mueven entre la fantasía, la ciencia ficción, terror, realismo mágico… y yo que me defino más como autor de realismo contemporáneo, no me veo escribiendo ciencia ficción, aunque ya me gustaría. La cuestión es que muy probablemente, hagamos algo en conjunto, por eso de divertirnos y contar historias.

Fortalecer vínculos:

Y llego a la última observación y, para mí, la más importante. Me despedí de ellos con un poco de tristeza. Nos habíamos hecho fotos para el recuerdo, y nos abrazamos con la esperanza de volver a reunirnos. Y para ese entonces vendrán los que no pudieron venir ese día.

Al marcharme pensé en esa charla distendida y loca, y sobre todo, en lo a gusto que me sentía y lo bien acompañado que estuve. Ahora sé que cuando nos volvamos a ver, los abrazos serán mucho más fuertes.

 

Así que si no te he convencido con todas estas observaciones, casi que mejor, porque esto es algo que debes vivir. Te lo podrán contar de mil maneras, pero nunca tendrá esa riqueza y esa plenitud hasta que no las vivas en persona.

 

 

Besos y abrazos

6 thoughts on “Un café con escritores en Sevilla

  1. A mí me encantaría vivir un momento así, rodeada de escritores. Pero más allá de escritores, de buenas personas como lo sois vosotros.
    Encuentros así, siempre merecen la pena.
    Algún día será mi momento. Por ahora, me siento orgullosa de contar con vosotros en la distancia y gracias a las redes.

  2. Absolutamente cierto.

    Desde que hemos formado grupo (ahora nos llamamos Dragonarios pero antes era “El primero que publica invita”) los de fantasía y ciencia ficción de Zaragoza hemos incrementado nuestro ritmo de escritura, hemos hecho amistad y podemos rajar de las novelas de los demás con la idea de mejorar. También nos avisamos de eventos y oportunidades, lo cual está muy bien. Networking, lo llamas.

    A nosotros no nos ha salido nada raro como lo de Petazeta (que no lo terminé por aborrecerlo) pero ya llegará.

    Una cosa, nosotros somos todos del mismo género, ¿en vuestro caso mezclasteis terror, con romántica, humor y drama o algo así?
    ¡Nos vemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: David Cristo Orell (Autor) Finalidad: enviarte toda la información que considere interesante para ti, sin quemarte con publicidad a saco Consentimiento: dime que estás de acuerdo XD Destinatarios: Para gestionar el boletín mensual, los datos se envían a Mailchimp, una empresa de reconocida reputación, que cumple con todas y cada una de las políticas de protección de datos y seguridad vigentes. El suscriptor puede darse de baja de esa lista de correo en cualquier momento pinchando en el enlace que viene en el pie de cada correo. Si quieres conocer la política de protección de datos de Mailchimp, puedes consultarlas aquí. Al realizar comentarios en cualquiera de los formularios de la página web, los datos se envían a Hostalia. Puedes consultar la política de privacidad de Hostalia en este mismo enlace. Derechos: tienes pleno derecho en cualquier momento a solicitar el acceso a los datos personales, rectificación o eliminación, a solicitar la limitación de su tratamientos y a la portabilidad de datos desde nuestra BBDD, pidiéndomelo con un correo electrónico a la siguiente dirección: dorell82@gmail.com

Follow

Get the latest posts delivered to your mailbox:

A %d blogueros les gusta esto: