10 novelas LGBT autopublicadas que debes tener en tu Kindle

10 novelas autopublicadas LGBT Kindle

Cada año me gusta actualizar mis listas de libros pendientes con títulos nuevos y/o que, por una razón u otra, se me escapan. Son tantos los autores que lanzan novedades que es imposible seguir la pista a todos los títulos. Aunque en este caso, estoy interesado por los autores que tienen novelas autopublicadas con personajes LGBT. Por eso mismo decidí pedir ayuda en Twitter y la respuesta fue impresionante.

 

 

 

Si bien me sorprendieron hace dos años, el mes pasado fue apoteósico. ¿Cómo agradecerlo? Creando un listado de 10 novelas autopublicadas LGBT para facilitaros la búsqueda.

He invitado a los mismos autores para que nos cuenten un poquito porqué decidieron autopublicar.

10 novelas autopublicadas LGBT que debes tener en tu Kindle

1. Trilogía Creadores de magia, de Chechu Cilleros @Chechu_Cilleros

Decidí autopublicar porque prefiero tener el control de todo lo que rodea a la novela. Tanto las ilustraciones de cubierta como la maquetación y detalles interiores. Siempre asesorado y trabajando con profesionales, ya que quiero que el libro tenga la mejor calidad posible, pero que se aprecie mi personalidad nada más abrirlo.

chechu cilleros escritores LGBT

Ir a Creadores de Magia 

2. Querida muerte, de Jennifer Moraz @jenmoraz

Siempre me he hecho a la idea de que igual historias de fantasía con personajes LGBT no eran muy apetecibles para las editoriales (no es que yo lo viera —y vea— demasiado, al menos), aunque desde que pensé en eso hasta la fecha ha surgido alguna editorial pequeña que no está de acuerdo con eso (menos mal). Sin embargo, autopubliqué Querida Muerte por otras razones diferentes: me permitía controlar todo el proceso, obtener todos los beneficios y publicarla cuanto antes. También he de admitir que es un pequeño experimento, una historia fruto de la novela que estoy escribiendo, así que creo que tampoco encontraría editoriales muy interesadas en eso.

querida muerte jennifer moraz escritores lgbt

Ir a Querida muerte

3. Trÿa, la leyenda del dios Zanáan Gabriel A. Rancel y Sara Bernardo @GabrielRancel @SaraBernardo_t

Sara Bernardo y yo nunca nos planteamos presentar «Trÿa, la leyenda del dios Zanaán» a ninguna editorial. Trabajamos durante años en ese libro y decidimos autopublicarlo para conocer desde dentro todo el proceso editorial, teniendo así el control desde el primer al último paso. En nuestro caso, antes de ponerlo a la venta a través de Amazon y que esta plataforma se encargara de la producción del libro físico, hicimos una primera edición nosotros mismos. Nos ocupamos de todos los trámites, elegimos la imprenta a nivel local, trabajamos profesionalmente en el diseño y la maquetación y, durante meses, cuidamos cada detalle, pudiendo invertir en ello todo el tiempo que quisimos, compatibilizándolo a su vez con nuestros respectivos trabajos.

Gabriel roncel sara bernardo david orell

Ir a Trÿa, la leyenda del dios Zanaán

4. Proyecto Bruno, de Ana González Duque @AnaGlezDuque

Un día me quejé a mis hijos de que no leían mis libros de fantasía juvenil. Mi hija mayor me contestó que a ella le gustaban con algo más de salseo. “¿Cómo por ejemplo?”, pregunté. “Pues no estaría mal que dos amigos se enamoraran de la misma persona”. Le contesté:” Espera un minuto”, fui a por un cuaderno (cada una de mis novelas tiene su cuaderno) y pasamos una tarde de lo más entretenida elaborando la escaleta. “Proyecto Bruno” es para ella, pero también para un millar de chicos que no se ven representados en la literatura juvenil. Por eso la escribí.

Ana González Duque David Orell

Ir a Proyecto Bruno

5. Bajo el arcoíris, de Manuel Tristante @ManuelTristante

“Bajo el arcoíris” es un canto a la libertad, un grito a mantener lazos, a decir «Te quiero» ahora y no arrepentirse después, a ser uno mismo y amar en libertad vivas en un pueblo o ciudad. Un reflejo de las mentalidades de pueblo, cómo es el dejarlo atrás, llegar a una gran ciudad y ver el mundo de diferente forma y cambiar. Romper ligaduras, ataduras; ver que todo es normal y que hay cosas mucho peores por las que preocuparse. Cada uno es libre de elegir y nadie va a vivir tu vida, solo tú.

Manuel tristante David Orell

Ir a Bajo el arcoíris

6. Inflorescencia, de Míriam Beizana @Marafarinha

Decidí autopublicar en un primer momento porque me daba la impresión (errónea quizás) de que mi novela dejaría de ser mía en cuanto un sello se encargase de su edición y distribución. La fuerte unión que sentí con esa opera prima, Marafariña (2015), creo que fue lo que hizo que me funcionase tan bien a pesar de mi inexperiencia. Disfruté de hacerlo así, tal y como ocurrió después con Todas las horas mueren (2016) e Inflorescencia (2018). Lo mejor de autopublicar es lo orgánico que es, tu implicación absoluta entre obra-público. Dedicas todo lo que puedes o quieres a tal fin, es absolutamente tuya. Te pertenece. La pega: estás sola ante el peligro.

Miriam Beizana David Orell

Ir a Inflorescencia

 

7. Los salones de Hinmahakdha, de Nicolás Aparicio @LaVaraDeSerbal

¿Por qué decidí autopublicar? Creo que la principal razón fue por librarme de una buena dosis de ansiedad. Autopublicando tenía el control absoluto dentro de los márgenes que me ofrecía la plataforma de Amazon, que era la única que conocía. Aún no sabía de muchas editoriales que aceptaran manuscritos de más o menos mi género y cosas como “Presentación” o “Propuesta editorial” me eran ajenas y bastante intimidantes. También sobrevolaba el fantasma de caer en alguna editorial/pirata que me sacara los cuartos que no tenía (y que sigo sin tener). Aún así logré enviar “La vara de serbal” a alguna editorial que jamás contestó. Y luego llegué a agradecerlo, pues durante ese tiempo que me cansé de esperar y ya con la novela (auto)publicada, seguí revisando y puliendo, arreglando cosas que por desconocimiento estaba haciendo mal y formándome, leyendo cualquier cosa que cayera en mis manos sobre cómo mejorar la escritura (Creo que ahí fue donde encontré el blog de David Orell) Y mientras, trabajando en esta nueva historia (El anillo de los Salazar), esta vez con la intención de hacerlo mucho mejor, también fui conociendo el mundillo y dándome cuenta de que el haber introducido personajes LGBT en mi primera novela era algo que estaba emergiendo con fuerza y conocí varias editoriales que buscaban y publicaban novelas con contenido LGBT. Sin embargo sospecho que mis historias son demasiado LGBT para las editoriales tradicionales y demasiado poco para las especializadas. ¿Qué hice? Seguir escribiendo las historias que me quemaban en los dedos, tuvieran mucha, poca o ninguna representación (esto último es lo más raro). Y a día de hoy sigo autopublicando porque me fastidia sobremanera tener algo acabado y pulido meses o incluso años parado sin ver la luz mientras sigo creciendo como escritor, mejorando y ampliando un mundo de historias con entidad propia que se entrelazan tejiendo un tapiz de múltiples hilos. Siento que pasado todo ese tiempo, ese libro ya dado por finalizado no me representa, se ha quedado atrás, siento que ahora lo puedo hacer mucho mejor. Pero en algún momento hay que dar la historia por concluida.

La vara de serbal Nicolas Aparicio

Ir a Ciclo de Tamyria

8. Dryadalis, de Jessica Galera Andreu @Jess_YK82

Después de varias experiencias no muy positivas con varias editoriales, acabé determinando que nadie se iba a mover por mi sueño con más interés, tesón y voluntad que yo misma. Las facilidades ofrecidas por plataformas como Amazon para autopublicar, me llevaron a aventurarme y hoy no puedo estar más convencida y contenta. Soy yo quien decide absolutamente todo sobre mi trabajo y sin ver la mayoría de mis ganancias repartidas entre terceros. Trabajo yo; gano yo. En todos los sentidos.

Jessica Galera David Orell

Ir a Dryadalis

9. Un puzzle de amor, de Julio Martín @julioescritor94

Decidí autopublicar porque quiero centrarme en desarrollar mi carrera por Amazon. Creo que tengo unos conocimientos considerables de maquetación que me permiten ofrecer un buen acabado final del producto y, no sé, una corazonada me dijo: arriésgate, y al final me arriesgué y lo hice; y está siendo genial.

Julio Marín David Orell

Ir a Un puzzle de amor

11. La verdad tras los secretos, de Cintia Jiménez @palabrasyletras

Inicialmente no tenía la intención de autopublicar. Tenía la idea de colocar el libro con alguna editorial, seguir el método tradicional; pero al final se dio la oportunidad de llevar “La verdad tras los secretos” a un evento y opté por hacer las cosas por mí misma. Ha sido un proceso de ensayo y error, pero estoy muy contenta con lo que he logrado.

novela LGBT David Orell

Ir a La verdad tras los secretos

 

 

 

 

 

Foto de portada by Sharon McCutcheon from Pexels

 

Comentarios

    1. Autor de la
      Entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: David Cristo Orell (Autor) Finalidad: enviarte toda la información que considere interesante para ti, sin quemarte con publicidad a saco Consentimiento: dime que estás de acuerdo XD Destinatarios: Para gestionar el boletín mensual, los datos se envían a Mailchimp, una empresa de reconocida reputación, que cumple con todas y cada una de las políticas de protección de datos y seguridad vigentes. El suscriptor puede darse de baja de esa lista de correo en cualquier momento pinchando en el enlace que viene en el pie de cada correo. Si quieres conocer la política de protección de datos de Mailchimp, puedes consultarlas aquí. Al realizar comentarios en cualquiera de los formularios de la página web, los datos se envían a Hostalia. Puedes consultar la política de privacidad de Hostalia en este mismo enlace. Derechos: tienes pleno derecho en cualquier momento a solicitar el acceso a los datos personales, rectificación o eliminación, a solicitar la limitación de su tratamientos y a la portabilidad de datos desde nuestra BBDD, pidiéndomelo con un correo electrónico a la siguiente dirección: dorell82@gmail.com